Del disparate de Goya al disparate del carnaval

De Goya al carnaval contemporáneo   Por: Mg. Danny Armando González Cueto – Curador

Durante los años 1815 y 1823, el pintor español Francisco de Goya y Lucientes ejecutó una serie [aparentemente incompleta] de veintidós grabados realizados con las técnicas del aguatinta y el aguafuerte, con retoques de punta seca y bruñidor, titulada “Los disparates” o “Los proverbios”. En estas estampas, Goya representó visiones oníricas, violencia, sexo y ridiculizó a las instituciones políticas de la época. Ese mundo imaginativo estaba enriquecido con escenarios nocturnos, grotescos y carnavalescos. Más de dos siglos después, la artista Martha Luz de Castro, como muchos artistas contemporáneos, centra su atención en aquellas estampas y las interviene, planteando una crítica sobre otra crítica, la que permite a las fiestas populares expresar su inconformismo sobre lo político, para poner en escena los paisajes de la imaginación.

El concepto de apropiación, utilizado en el campo de las prácticas artísticas contemporáneas, se refiere a menudo al uso de elementos prestados en la creación de otra obra. Los elementos prestados pueden incluir imágenes, formas o estilos de la historia del arte o de la cultura popular, o materiales y técnicas de contextos del no-arte. Las obras que presenta Martha Luz de Castro en esta sala, ponen como fondo los grabados de Goya, superponiendo sus fotografías del carnaval de Barranquilla, en la que en ningún caso una imagen pretende “estar” por encima de la otra, sino establecer un diálogo con las obras maestras del pintor aragonés. Utiliza así, componentes de la historia del arte y de la cultura popular, y armonizan en un formato digital dos técnicas que siempre han sido muy cercanas, puesto que el grabado fue muy importante en el origen de la fotografía.

Las imágenes empleadas aquí son las imágenes del carnaval de Barranquilla que la artista ha tomado durante sus estancias en este, estableciendo así lazos profundos con sus raíces culturales, pero más allá de las fiestas mismas, pues sus lazos como artista hispánica la relacionan con Goya, portento de la pintura española de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. El lenguaje universal de la pintura es traspasado por las técnicas actuales como el fotomontaje digital, con el que la artista incorpora a los grabados de Goya sus fotografías. Entre capas y capas de dicha técnica, se leen las formas, los colores y los protagonistas de las historias de las fiestas. Aquí, adquieren una nueva visión, una nueva forma, un nuevo sentir. Entre los disparates de Goya aparecen ahora cumbiamberos, marimondas, diablos, vampiros, ánimas, descabezados, payasos, africanos, burras mochas, saltimbanquis, criaturas del día y de la noche, que resucitan en un ciclo anual permanente.

Estos disparates contemporáneos de Martha Luz de Castro son la recreación de la sociedad que somos, que el carnaval desfoga, reconvierte y revitaliza. Las obras no se enmarcan dentro del manido discurso de la identidad, que equivoca muchas veces su interpretación del hecho cultural, sino en una visión renovadora de nuestra realidad, que trascienden el precarnaval y los días oficiales, los únicos eventos que le importan a los medios de desinformación social.

Los grabados realizados al aguatinta y aguafuerte por Francisco de Goya (1746 – 1828) entre los años 1815 y 1823, son una serie de estampas de difícil interpretación, en ella destacan las visiones oníricas, la presencia de la violencia, el sexo y la crítica al poder establecido. Pero más allá de estas connotaciones las estampas de Los Disparates de Goya, ofrecen un mundo imaginativo y rico, relacionado con la noche, el carnaval, y lo grotesco que contienen escenas fantásticas y de pesadilla, con personajes deformes y monstruosos que viven un “mundo al revés”, en el que ocurre lo imposible: el disparate.

En el Carnaval de Barranquilla también sucede el disparate. Allí proponen una nueva realidad las marimondas, monocucos, descabezados, monstruos, muerte, diablos, sátiros, y animales fantásticos… personajes muy cercanos a los de Goya. El paso Del disparate de Goya al disparate del carnaval tiene lugar mediante el fotomontaje y la fusión digital que realiza la artista Martha Luz De Castro. Lo sombrío se llena de color y los personajes de Goya se mimetizan, acompañan o son reemplazados por aquéllos que viven y gozan el Carnaval de Barranquilla. El resultado es un conjunto de imágenes fabulosas y alucinantes, sin tiempo ni lugar, producto de la fusión entre el fotomontaje digital con el grabado, su estructura en color, las siluetas de los protagonistas de Los disparates de Goya y las fotografías de la artista del Carnaval de Barranquilla.

Como apoyo a la exposición se llevaran a cabo las siguientes actividades.

Ciclo de Conferencias: se llevara a cabo un ciclo de conferencias por especialistas, con el apoyo de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico.

Miércoles 23 de febrero
Conversatorio [Martha Luz De Castro y Danny González] 05:00 PM Sala Múltiple, Parque Cultural del Caribe.

Miércoles 2 de marzo
“Carnaval y arte” [Néstor Martínez] 05:00 PM Sala Múltiple, Parque Cultural del Caribe.

Miércoles 16 de marzo
“Los grabados de Goya” [Eduardo Vides] 05:00 PM Sala Múltiple, Parque Cultural del Caribe.

Miércoles 23 de marzo
“El disparate teatral” [Eduardo Chavarro] 05:00 PM Sala Múltiple, Parque Cultural del Caribe.
06:00 PM Presentación teatral en la Plaza M. Santodomingo

Taller de Gráfica: Se realizara un taller de gráfica en asocio con la Escuela de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico los días 24, 25 y 26 de febrero. El taller dirigido por la artista Martha Luz De Castro y el docente Samuel Vuelvas y se llevara a cabo en la Universidad del Atlántico Sede Norte. El taller está dirigido a personas con experiencia y conocimientos de técnicas de grabado, el ingreso es libre pero se requiere inscripción y el cupo es limitado. Inscripciones en: [email protected] o al teléfono 3720581/84 extensión 17.

Trả lời

Email của bạn sẽ không được hiển thị công khai. Các trường bắt buộc được đánh dấu *